viernes, 1 de mayo de 2015

KICK-ASS 3



AUTOR: Mark Millar, John Romita
EDITORIAL: Panini
Nº DE PÁGINAS: 248
ENCUADERNACIÓN: Tapa dura
PRECIO: 19,95 













Esta es la ocasión perfecta, la oportunidad ideal para desempolvar del cajón vuestra capa de superhéroe y anudarla bien fuerte al cuello. Mark Millar y John Romita ponen fin a esta fantástica serie, así que, ¡vamos!, poneros vuestro traje de superhéroe: sacar la máscara, los guantes, la capa... ¡y darle al play!, que arranca la reseña.



¿De verdad la vida diaria es tan emocionante?, ¿los colegios y las oficinas son tan apasionantes que yo soy el único que ha fantaseado con esto? Vamos se sincero contigo mismo. Todos hemos pensado en ser superhéroes en algún momento de nuestras vidas.

¿Os resulta familiar?, así es como comenzaba la historia de Dave Lizewski, para saber como llega a su desenlace tendremos que abrirnos paso por última vez entre páginas cargadas de sangre, mutilaciones, decapitaciones, vísceras y tacos, no podía ser de otra manera, al igual que en entregas anteriores la diversión, la violencia y las palabras mal sonantes están aseguradas.

Dave sabe lo que es ser un pringado, ya ha recorrido los atestados pasillos del instituto haciendo que las miradas sólo se fijaran en él para convertirlo en objeto de bromas y burlas, ese es el precio por ser un friki adicto a la Marvel, sin embargo, kick-Ass le dio un objetivo, le rescato de una vida aburrida y a cambio de unas cuantas palizas su vida cobro sentido: ayudar y servir a los demás como un auténtico superhéroe, y se hizo más interesante.

Pero los días de instituto ya han terminado, Dave debe madurar,aunque el grupo de los Megacabrones Tóxicos ha sido disuelto aún quedan muchos problemas por resolver: Hit-Girl esta confinada en la cárcel, la policía de Nueva York esta corrompida y a la ciudad llega un nuevo mafioso con un objetivo muy claro: convertirse en el líder de todas las bandas de la Costa Este de EE.UU.

¿Y quién se llegaría a considerar un superhéroe hecho y derecho sin sufrir, al menos una vez en su vida una crisis de identidad? Kick-Ass al igual que otros antes que él también pasa por ello, y es que la inseguridad no es solo cosa de superhéroes también es un efecto colateral de convertirse en adulto: ¿acaso su afición por los tebeos se convirtió en una obsesión y esa fue realmente la razón que le llevo a enfundarse las mallas? no, Kick-Ass le había dado fuerza, le había hecho confiar en sí mismo y por primera vez sentía que podía llevar una vida más allá del disfraz.

Era como si Clark Kent y Superman fuesen por fin la misma persona. Me sentía mayor. Más guay. Total y completamente capaz.

En Kick-Ass 3 vamos a ser testigos de la evolución de muchos de sus personajes: Dave, Chris...sin embargo, algunos secundarios parecen metidos a calzador, desaparecen en la trama tan pronto como han aparecido, sin llegar a tener la menor trascendencia en el desarrollo de la historia, ahora bien, dejando esta salvedad a un lado Kick-Ass 3 mantiene un ritmo frenético, de fácil lectura, entretenido,sin dejar ningún cabo suelto respecto a las anteriores entregas, con un guión al más puro estilo cinematográfico y con incontables guiños a personajes del cómic y las series de televisión.

¿Puedo señalar que no pienso matar a nadie? No es por faltarle al respeto a la más chunga de las chungas, pero no me hice este disfraz para hacerles un Dexter a los mafiosos.

Sin disponer de una gran fortuna familiar que lo respalde, sin poderes transferidos por la picadura de una araña radioactiva y sin ser inmune a las balas, ¿logrará Kick-Ass salir ileso de su última aventura? ¿Conseguirán ganar los superhéroes de carne y hueso?

Esta reseña ha sido cortesía de vuestro amigo y vecino molainfinito.

∞+++

No hay comentarios:

Publicar un comentario