lunes, 20 de julio de 2015

CIUDADES DE PAPEL



AUTOR: John Green
EDITORIAL: Nube de tinta
Nº DE PÁGINAS: 368
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda
PRECIO: 14,95 












Para Quentin, Margo Roth Spiegelman es un milagro porque: 1) es la criatura más bella y fascinante que existe, 2) ejerce sobre él una especie de magnetismo casi instantáneo; no puede dejar de seguirla con sus ojos y 3) Margo es en sí misma un enigma.
Y, como los milagros existen y a cada cual le corresponde el suyo, el milagro de Quentin había sido Margo. De todos los lugares del mundo donde podía haber vivido, los padres de Quentin al igual que los de Margo, decidieron trasladarse a Jefferson Park, lo que les convirtió primero en vecinos y después en  amigos de la infancia, aunque su relación se fue diluyendo con el paso del tiempo.

Hasta que una noche sin previo aviso, Margo Roth Spiegelman
apareció en la ventana de Q. con un descabellado plan de venganza y para ejecutarlo necesitaba a alguien que le hiciera de conductor; y ahí es donde entraba él. Después de pasar, la noche más loca y extraña de su vida , de haber vivido al menos un carpe diem y de revivir un vinculo que parecía ya extinto era de esperar, (o, al menos Q, así lo esperaba), que las cosas en el instituto serían diferentes a partir de la mañana siguiente, pero lo único distinto que sucedió fue que los timbres sonaron, las clases comenzaron y Margo no estaba, había desaparecido, se había convertido en un misterio que dejó tras de si unas cuantas pistas para que Quentin la encontrara, ¿o, no?




Cariño, esta noche tú y yo vamos a corregir un montón de errores. Y vamos a introducir errores en algunas cosas que están bien. Los primeros serán los últimos, los últimos serán los primeros, y los mansos heredaran la tierra. Pero antes de que podamos reorganizar totalmente el mundo, tenemos que comprar varias cosas.

John Green posee un estilo único, y eso es algo incontestable. Al igual que en bajo la misma estrella es capaz de crear unos personajes que respiran y que son totalmente complejos, logra captar la esencia de ser un adolescente.Sus diálogos son realistas, ingeniosos y divertidos, y es que, lo que más destaca en ciudades de papel  es, sin lugar a dudas, la voz narrativa; la de Quentin, que nos guía en su desesperada búsqueda de Margo y que en el camino, sin ser consciente de ello se encuentra a sí mismo.

A simple vista, ciudades de papel posee una trama de lo más sencilla, pero como siempre ocurre con John Green tanto los diálogos como el argumento cuentan con un gran trasfondo: ¿Conocemos realmente a las personas o sólo son para nosotros imágenes en 2 D, igual que las figuras de papel?, ¿conocemos a nuestros compañeros, a nuestros amigos o solo conocemos la idea que tenemos de ellos?, ¿nos conocemos a nosotros mismos, quiénes somos; la imagen que proyectamos, la que los demás queremos que vean, o somos algo más?, ¿somos gente de papel qué vive en ciudades de papel?

-Cuanto más tiempo llevo en mi trabajo-me dijo-, más cuenta me doy de que los seres humanos carecemos de buenos espejos. Es muy difícil para cualquiera mostrarnos cómo se nos ve, y para nosotros mostrar a cualquiera como nos sentimos.
-Muy bonito-dijo mi madre. Me gustaba que se gustaran entre sí-.Pero, en el fondo, ¿no es eso también lo que hace tan difícil que entendamos que los demás son seres humanos exactamente igual que nosotros? Los idealizamos como dioses o los descartamos como animales.
-Cierto. La conciencia también cierra ventanas.


Si hemos de señalar un pero, es que en ocasiones la lectura se hace un poco lenta y no avanza a un ritmo tan ágil. Ensimismado en la búsqueda de Margo, el protagonista parece dar vueltas en círculo sin saber hacia donde dirigirse y conduce al lector en la misma dirección. No obstante, ciudades de papel es una gran novela. Si queréis leer un libro sobre la amistad, el amor, que os haga reflexionar y divertiros al mismo tiempo, ciudades de papel es vuestro libro.

Margo no era un milagro. No era una aventura. No era algo perfecto y precioso. Era una chica.

El siete de agosto podremos disfrutar de su adaptación al cine.



            ∞++

No hay comentarios:

Publicar un comentario