martes, 18 de agosto de 2015

SERAPHINA


AUTOR: Rachel Hartman
EDITORIAL: Nocturna Ediciones
Nº DE PÁGINAS: 545
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda
PRECIO: 17 













Los humanos podemos ser razonables, guiarnos por nuestra lógica y raciocinio pero muchas veces nuestras emociones y pasiones nos nublan el juicio y el entendimiento y llegan a pesar más que el argumento más sólido y justificado, por eso, porque somos seres sensibles por naturaleza, tenemos una habilidad especial para las artes y la música. Sin embargo, los dragones no lo ven de la misma forma, ellos son embajadores de la inteligencia, la ciencia, la razón y la fría pragmática. Las emociones y sentimientos son lastres, nos hacen débiles y no nos permiten actuar de forma lógica y sensata, estas entre otras cualidades hacen de los dragones criaturas inteligentes, dotadas para las matemáticas, la docencia o la política.

Hace ya tiempo que humanos y dragones viven en paz, debido al Tratado de Comonot; acuerdo por el cual los dragones pueden convivir con los humanos siempre y cuando estén en su saarantras, es decir, adopten forma humana y lleven un cascabel al cuello para así poder identificarlos. Aún así la paz es algo frágil y el Tratado un débil andamiaje que, por el momento permite tanto a humanos como a dragones vivir en un aparente estado de paz.

Sin embargo, apenas unos días antes del aniversario del Tratado el Príncipe Rufus aparece muerto, y todos los indicios apuntan a que ha sido asesinado y a juzgar por las evidencias el artífice del crimen podría ser a todas luces un dragón.
En el medio de esta frágil estabilidad nos encontramos con Seraphina una joven con un talento inusual para la música tanto es así, que se ha convertido en la ayudante del compositor de la corte. Seraphina comprende mejor que nadie la importancia que tienen las apariencias y el gran peso que conlleva mantenerlas, aunque a ella no le gusta mentir sabe que en ocasiones es preferible escoger la mentira a la verdad, sobre todo si lo que pretendes es seguir vivo y sino que se lo digan a nuestra heroína que es portadora de un oscuro secreto.

Para salvaguardar la paz Seraphina se alía con Lucian Kiggs, capitán de la guardia real, juntos forman una pareja detectivesca perfecta, su intuición e inteligencia sacarán a la luz las verdades ocultas.

En ocasiones, a la verdad le resulta difícil atravesar los muros de nuestras convicciones. Una mentira disfrazada con el atuendo adecuado los franquea más fácilmente.

¿Creíais haberlo leído todo sobre dragones? Rachel Hartman crea a unos dragones de lo más interesantes, cuando pensábamos que los dragones eran figuras fantásticas que ya habían dado todo de sí, que no tenían nada nuevo que aportarnos, Hartman nos muestra que aún queda mucho que decir al respecto. Lo que más me ha gustado de Seraphina ha sido su exquisita ambientación, las descripciones de Rachel Hartman son abundantes, ricas en detalles y muy cuidadas pero no prescindiría ni de una coma en ellas, ya que logra crear un mundo mágico único, una ciudad victoriana por la que te darán ganas de pasearte. Otro de los puntos fuertes de la novela es la misma Seraphina, una heroína de las que ya no quedan, que pese a sus demonios e inseguridades o más bien gracias a ellos es intrépida, independiente, capaz de salvar al príncipe en apuros y no esperar a ser la asustadiza doncella a la espera del rescate, es fuerte, tozuda, sagaz e inteligente, una gran protagonista a la altura de una gran historia.

Un libro repleto de intrigas palaciegas, de apasionantes subtramas que enriquecen aún más si cabe la historia principal,de deliciosos pasaje oníricos que tornaran aún más compleja a nuestra Seraphina y con un puñado de personajes secundarios de los que no os querréis desprender. Sí sois amantes de la literatura fantástica debéis leer este libro.

Una probabilidad entre mil es mejor que ninguna.

∞+++

No hay comentarios:

Publicar un comentario