sábado, 18 de junio de 2016

CADA DÍA

AUTOR: David Levithan
EDITORIAL: Molino
Nº DE PÁGINAS: 384
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda
















Somos como una muñeca rusa, una matrioska con varias capas, con distintas caras y diferentes estados. Somos cambiantes, y cambiamos cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día. Unas veces alegres otras tristes, a veces valientes y a veces cobardes. Cambiamos y nos reinventamos unas veces por las circunstancias, por la vida, otras por los demás y otras por nosotros mismos. Es nuestra naturaleza, cambiamos cada segundo, cada minuto, cada día.

Pero aún cambiantes siempre somos nosotros, nuestra esencia está ahí; somos muchos y uno al mismo tiempo. 

Ahora imaginaros que a esa naturaleza nuestra le añadimos una posibilidad más: la de amanecer cada día en un cuerpo distinto, ser el huésped de un anfitrión que no nos ha invitado. Y repetir el ciclo, levantarnos con nuestro humor cambiante en el cuerpo de un chico obeso, en el de un adicto, en de la mismísima Beyoncé. Seguir siendo nosotros pero siendo otros al mismo tiempo. Esto es lo que le pasa a A, esta es la historia de nuestro protagonista: Cada día un cuerpo distinto, cada día una vida que no es la suya, cada día él en el cuerpo de otro y cada día enamorado de la misma chica a pesar de los cambios,

Ya os había hablado de David Levithan en Cuaderno para dos, os conté como su estilo me atrapo y si entonces había decidido que me gustaba, con Cada día he confirmado que me ha conquistado. Con una prosa cuidada David Levithan nos sumerge en la vida de A, cada capítulo equivale a un día de su vida y de la vida que ha usurpado sin quererlo. No se centra en aquello que hace que nuestro protagonista despierte cada día en un cuerpo diferente, no explora el fenómeno, nos muestra como es su vida cambiante, saltando de cuerpo en cuerpo, de vida en vida.

Y nos regala reflexiones profundas, elaboradas y cargadas de significado: resulta muy sencillo construir opiniones desde fuera sin haber llegado a calzar los zapatos de los demás, resulta fácil enarbolar que lo realmente importante es el interior, cuando la sociedad nos insta a quedarnos en la superficie, nos gusta creernos abiertos, desligados de los atavismos, pero, ¿seríamos capaces de querer a alguien por lo qué es o a pesar de lo qué es, aunque un día fuera obeso, al siguiente un chico, al otro una chica?, ¿podríamos quedarnos con la esencia, con ese yo constante e inconstante al mismo tiempo? 

Una historia original en la que el autor juega con las palabras retorciéndolas y cargándolas de fuerza, efectividad y poesía haciendo que nos perdamos en cada palabra, en cada frase y las saboreemos lentamente. 




A, nuestro protagonista es otro de los puntos fuertes de la novela. Un personaje androgino y del que poco o nada sabemos, salvo su capacidad para cambiar de cuerpo, esto podría parecer un contratiempo pero Levithan logra salvarlo de forma brillante creando un personaje original, único, con una voz propia llena de sensibilidad y fuerza con la que el lector no tarda en conectar. A, es uno de esos personajes inolvidables.


Esta novela me ha recordado en su argumento a "the beauty inside", una película realizada por Intel y Toshiba que fue rodada en interacción con Facebook. En ella se narra la vida de Alex que al igual que A despierta cada día en un cuerpo distinto. Alex se dedica a llevar un registro de todas sus apariencias físicas mediante un vídeo diario. Aquí os dejo el primer capítulo, la historia esta contada en seis episodios. Si tenéis un momento echarle un vistazo, merece mucho la pena.




Cada día es una novela profunda, original, escrita con fuerza y poesía y con un protagonista inmejorable. ¿A qué esperáis?

Quería que el amor lo conquistase todo. Pero el amor no puede conquistarlo todo. No puede hacerlo todo por sí solo.
Ha de confiar en que seamos nosotros quienes conquistamos por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario