lunes, 9 de enero de 2017

ADOPTA UNA AUTORA

#ADOPTA UNA AUTORA



Arranca el proyecto Adopta una autora y como ya sabéis, la autora que he adoptado es Jeanette Winterson, si queréis pasearos por la página oficial de la iniciativa y conocer a otras maravillosas escritoras no dudéis en ir a este enlace, el trabajo que las pioneras de #adoptaunaautora están llevando a cabo es estupendo y no dejara de sorprenderos. 

No voy a comenzar con una biografía de Jeanette Winterson prefiero presentárosla a través del libro que me enamoró, que me hizo querer leerlo todo de ella y ese libro es "la niña del faro". Espero que los que no lo conozcáis le deis una oportunidad y que lo disfrutéis tanto como yo lo hice.


AUTORA: Jeanette Winterson
TRADUCTOR: Alejandro Palomas
EDITORIAL: Lumen
Nº DE PÁGINAS: 208
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda











Érase una vez una niña que vino al mundo inclinada, vivía en una casa que se hallaba sobre la pendiente de un acantilado y en la que comer guisantes constituía toda una actividad de riesgo. Ella era diferente, no porque le gustase llamar la atención sino porque no sabía ser de otra manera, nadie la había enseñado a ser otra cosa que ella misma. No tenía padre, no había nada extraordinario en ese hecho, le bastaba con su madre y su perro; DogJim. Un desafortunado accidente provocó la muerte de la madre de la niña y de la noche a la mañana se quedó huérfana, con la única compañía de la familia que le quedaba: su perro.


Érase una vez un viejo y ciego farero llamado Pew. Siempre había habido un Pew en el faro, pero no siempre el mismo Pew. Era amante de las palabras y de las historias, siempre tenía una historia preparada para contar a una niña lista que acababa de perder a su madre y que él adopto junto a su perro, pues eran inseparables. Constantemente guardaba historias en sus labios para las veces en que la niña las reclamaba, ya que las historias eran y son la única forma de comprender y comprenderse a sí mismo y al mundo. Somos las historias que nos contamos.


Jeanette Winterson, (Manchester, 27 de Agosto de 1959). Fue adoptada por una pareja religiosa que no vio con buenos ojos la homosexualidad de la escritora. Logro estudiar en Oxford, con tan solo veinticuatro años escribió Fruta Prohibida.

“La niña del faro” habla sobre Darwin y sobre Stevenson, habla sobre el levantamiento del faro, sobre el reverendo Babel y su furioso y apasionado amor por una mujer, habla sobre Silver nuestra protagonista y sobre las incontables historias que Pew le cuenta. Historias dentro de historias, como una matrioska, que se entrelazan entre sí formando esta prodigiosa novela. En realidad poco o nada importa si “la niña del faro” trata sobre Darwin o sobre Salts el pequeño pueblo de Escocia sobre el que se erige el faro, poco o nada importa si trata de Pew o de Silver, lo importante aquí es la manera en la que Jeanette Winterson nos cuenta la historia. Si tuviera que escoger una sola palabra para describir “la niña del faro” sería sensibilidad, rezuma sensibilidad en cada una de sus páginas y gusto y elegancia por la palabra escrita. El lenguaje que utiliza es tan transparente, acertado y delicado que desprende una sencillez abrumadora. Jeanette Winterson es una escritora muy original, con un estilo cargado de ternura, magia y poesía que imprime en cada una de las páginas que componen esta obra y que nos transporta a su imaginario personal, es una de esas novelas que apetece leer en voz alta para deleitarse con cada una de sus palabras y saborearlas en la boca a medida que se pronuncian, porque da gusto sentir como se forman en los labios.

A lo largo de cada página impera una atmósfera soñadora, mágica, delicada, a veces surrealista que no hace más que demostrar el talento de Winterson y que nos invita a zambullirnos en las letras de esta magnífica narradora.

Si buscáis una lectura sobre la amistad, el amor, la importancia de las historias para crearnos a nosotros mismos, contada con dulzura y de forma exquisita, que sea singular, única y llena de poesía leed “la niña del faro”, leed a Jeanette Winterson.



No hay comentarios:

Publicar un comentario